La Cana de Barcelona, la medida de la Catedral de Barcelona:

La cana de Barcelona, la medida de la Catedral de Barcelona:

Si algún día os animáis a pasear por la Catedral barcelonesa y escucháis !Mira una cana¡ no os asustéis, que por melancólico que sea el momento, seguramente no será vuestra 🙂 . Ya que en la Catedral de Barcelona, en la calle Santa Lucía con la calle del Obispo (Carrer de Santa Llúcia con Carrer del Bisbe) concretamente en la fachada de Santa Lucía en una de sus esquinas (en la esquina derecha de la fachada principal), encontramos una unidad que fue referente en antaño para el comercio de la ciudad condal.. La conocida como la Cana Destra. Guarda similitud con un listón, pero sin dura fue mucho mas que un simple retal de madera para la historia de la ciudad. Es más conocida en la ciudad como la cana de piedra.

Origen de la cana de piedra:

Su nombre comparte origen en el latín “Canna” y en semita “Qanah” y en castellano conocida como caña, cana o canya (en catalán). La cana, era una unidad de longitud, que en el pasado el reino de Aragón implementó en sus territorios. Muy utilizada en tierras catalanas y francesas. Antes del 1799, cuando se decidió utilizar el sistema internacional de unidades y el metro como medida universal substituyendo a la cana.

Proporciones de la Cana y de la Cana Destra:

Hay dos canas: la cana (la original vamos) y la cana Destra (evolución de la cana) y las medidas son diferentes. Hay que destacar que en cada localidad la cana tenía dimensiones diferentes, en Barcelona y Tortosa una cana medía 1.555 m, en Montpellier (Francia) 1.785 m, en Carcassona 1.60 m…

La Cana medida y equivalencias:

La cana original mide 1.555 m y equivale a 8 palmos o 2 pasos o 6 pies o 1 paso romano.

Caña de Santa Lucía medida o Cana Destra y equivalencias:

La cana destra (cana destre catalán) también conocida como cana diestra (destre en catalán) o un diestro, mide 2.333 m y equivale a 12 palmos. Cada uno de sus palmos, a su vez, se subdividía en 12 minutos y cada minuto en 12 líneas.

Mostassà o Mostassaf o Almotacén:

La caña se creó, por encargo del Consejo de Ciento (Consell de Cent) que debido a que dos comerciantes no se ponían de acuerdo y así para facilitar el trabajo de “Mostassaf”, y fue el mismo y antiguo Consell Cent quien decidió exponerlo en un lugar público. De está manera, todo el mundo podía comprobar en cualquier momento si las medidas eran correctas, gracias a la cana de piedra de Barcelona. El Mostassà o almotacén, era el nombre que recibía la persona que verificaba que en la ciudad no hubieran estafas en los pesos y las medidas que utilizaban los comerciantes. sería muy similar aun inspector de mercados y talleres. Si de estos tiempos se tratase, sería algo similar, a un inspector publico que ocuparía un cargo de funcionario. Esté antiguo patrón de medidas, además de permitir dejar las cosas claras, facilitaba a los comerciantes tomar las medidas y así tener sus propias varas de madera para poder medir telas o cuerdas.

Canar o acanar:

Está historia dío origen hasta a las palabras acanar o canar, se creó a partir de la persona que efectuaba estas medidas era conocido como acanador o canador.

Mercado de la Palla a Mercado de la Plaza Nova:

La Plaza Nova, situada junto a una de las entradas de la ciudad amurallada. Recibió su nombre, al trasladar el antiguo mercado de la Palla o también conocido como mercado del Bornet de la Plaça de la Palla (actualmente la Plaça de l’Àngel), a lo que en aquellos tiempos se denominó Plaça Nova o Plaza Nueva. Este cambio, fue producido debido al gentío que se reunía allí, la plaza se había quedado pequeña. Y se decidió por tanto, ubicarlo en una de sus puertas, junto a la actual Catedral de Barcelona.

A 2 canas lopov, a 2 canas lo pou, a dos canas lo pou:

Ahora me gustaría contaros una historia que tiene dos protagonistas la medida cana y los pozos o pous (en catalán). En la fachada de Santa Llúcia podemos apreciar la siguiente inscripción : “A 2 canas lo pou”. Que nos indicaba que a unos 2 canas podíamos encontrar en antaño un antiguo pozo. Eso sí, realmente está escrito en catalán pero del siglo XIX “A2 canas LOPOV” y en aquellos tiempos, era frecuente en aquellos tiempos utilizar la “V” en substitución de la “U”. Hay que destacar que la ciudad cogía buena parte del agua para su subsistencia de los pozos que se encontraban en ella. La ubicación de esté pozo, posiblemente fuera el patio del Palacio Episcopal.

Como llegar a la fachada de Santa Llúcia y a la Cana de Barcelona:

Para acabar, después de tantos años la marca sigue estando en el mismo lugar. Visible para todos los qué como vosotros, ahora conocéis su historia 🙂


Para llegar o bien os situáis en:

  • Jaume I L4 y cogéis el carrer de Jaume I para subir por carrer bisbe (calle obispo).
  • Catalunya L1 y bajáis por Av. Portal del Ángel, continuáis por carrer dels Arcs y ya estaréis en Plaza Nova donde encontraréis la calle del obispo.


Deja un comentario